1 de julio de 2013

El papel de la química cerebral...

En una relación puede influir increiblemente en el proceso del romance. ¿La convivencia podría mantener fuerte y sana la relación de una pareja  o, por el contrario, dañar y romper la relación?. Las últimas investigaciones en el boom de la química cerebral indican que las dos cosas son posibles. Si una pareja no logra superar los dolores de amor, y las dificultades de las distintas etapas del matrimonio,seguramente acaben por terminar la relación. A menudo la ruptura es predecible porque el cerebro dicta una serie de reacciones naturales durante cada fase de la relación.  Entender la conducta que existen entre el hombre y la mujer puede ser el eslabón perdido para que el amor perdure toda la vida. Las relaciones de pareja pasan por procesos inevitables como el enamoramiento ( cambios cerebrales, aumento de feromonas, fusión cerebral basada en los sentidos,consentración de oxitocina que provocan la " discapcidad emocional, incapaz de ver, o sentir aquellas conductas fastidiosas, que al final de este escalón solo veremos el siguiente) Desencanto, pasan unos meses, la química cerebral y hormonal cambia, y la parte "pensante" del cerebro ve o percibe los defectos y aquellas conductas molestas de  la pareja y es ahí cuando sentimos los primeros dolores de amor mutuo,incluso terror y se revelan sus emociones y sentimientos. En el momento que hablamos del desencanto ya es innegable que las sustancias cerebrales que prevalecían en la etapa del enamoramiento han disminuido y la pareja siente desilusión. En ese momento concluimos y atribuimos las culpas a nuestra pareja y tachamos de desconocida a nuestro esposo o esposa!!!!sin embargo es aceptable pasar por este periodo de confusión, pues las sustancias químicas en el cerebro de los dos ha disminuido y es entonces que subimos al escalón de la Lucha de poder, la pareja contrarrestan la disminución química tratando de lograr que el otro vuelva a ser como era o creían que era en la etapa de enamoramiento. Mientras se mantiene esta lucha, afrontan la dificultad adicional de ser neurológicamente "distintos", ya que su respectivo cerebro los hace pensar, comportarse e incluso amar de manera distinta. Se trata de un periodo doloroso, y por mantener la lucha de poder, la pareja no se da cuenta de que sus diferencias cerebrales en realidad pueden ser el eslabón perdido al milagro de un matrimonio para toda la vida. Pero en esta etapa existen repercuciones maritales. Una de las principales razones por las cuales las parejas se atacan y despellejan despiadadamente y sin conciencia son las actitudes que hombres y mujeres tenemos frente a la independencia conyugal. No resulta  sorprendente que muchos matrimonios que acaban en divorcio duren entre seis y nueve años, en promedio: el mismo tiempo que cada persona invierte en tratar de que su pareja "cambie". Sin embargo, la naturaleza no nos permite dar marcha atrás al reloj químico y neurológico, y el ciclo de vida sigue su curso. Una nueva etapa de la relación comienza  cuando ambos cónyuges se descubren por fin como hombre / mujer / amantes, y para ello es necesario que la pareja regrese al estado consciente de aquellos elementos que habían ocultos bajo la superficie y Despertar, no es más que recuperar la conciencia de que la conexión cercana en que han vivido no es saludable y que ahora deben separarse en un sentido psicológico. Esta separación no implica divorciar-se: significa comprensión recíproca. Durante el despertar, la parte pensante del cerebro prevalece y contrarresta las reacciones emocionales que podrían generar diferencias y dificultades, y además una sensación de duelo por la pérdida de la pasión. Así, cuando la mujer hace algo que fastidia al marido, éste quizá lo soporte, haga silencio y deje pasar el asunto. A su vez, cuando él hace algo que a su esposa le resulta enfadoso, ella podría decir comprensivamente: "Ahora entiendo de qué se trata esto". Al final, los hombres se dan cuenta de que las mujeres tienen razón: si no hay suficiente cercanía, es probable que la relación se rompa. Pero también los hombres están en la razón: si no se goza de suficiente independencia, es muy probable que ocurra lo mismo. Cuando nos alejamos demasiado de nuestra pareja, se extingue el amor de que disfrutamos al principio, mas la relación tampoco sobrevivirá si hay tal cercanía que uno de los dos impida que el otro se sienta libre. La clave del éxito esta en entender las ventajas de la química cerebral masculina y femenina y así Consolidar la relación de pareja basada en  una libertad e independencia íntima, la lucha de poder desaparece y la pareja logra equilibrarse y convivir, son capaces de entregar y recibir amor sanamente y definitivamente aprender a respetar sus diferencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario